INFORMADOR

Científicos japoneses desarrollaron una tecnología capaz de “leer” la mente analizando las ondas cerebrales que producen las sílabas antes de pronunciarse.

Un grupo de seis investigadores de la Universidad de Tecnología de Toyohashi aspira a crear un procesador de texto que permita “escribir por imágenes de voz”, sin hablar ni usar los dedos, explicó el profesor emérito Tsuneo Nitta, al frente del proyecto.

El equipo estudió las ondas cerebrales que se observan al recordar las sílabas usando un casco con 64 electrodos.

Durante el experimento los investigadores midieron las ondas de los examinados cuando los sujetos pronunciaban varios monosílabos y números y detectaron que 0.2 segundos antes de emitirlas la zona del cerebro que se iluminó varió dependiendo de la sílaba.

La detección fue más complicada cuando el sujeto no pronunciaba las sílabas, dado que las señales eran débiles.

Nitta creó patrones de las ondas cerebrales y al compararlos, el equipo logró identificar sílabas con una precisión de 60% y números con una precisión de 90 por ciento.

Esta tecnología podría ayudar a “personas con discapacidades como la miastenia -una enfermedad neuromuscular y crónica cuyos principales síntomas son la debilidad y fatiga muscular- a interactuar con un teléfono inteligente usando imágenes de voz”, dijo el profesor.

Tecnología existente

Actualmente existen tecnologías que convierten la voz en texto, pero los científicos de Toyohashi creen que ésta podría conducir al desarrollo de una interfaz que reconozca las sílabas en la mente para escribirlas directamente.

El equipo espera incrementar la precisión de reconocimiento y salvar obstáculos como la variación que presentan las ondas cerebrales en cada persona para llevar a buen término la aplicación práctica de la tecnología.

EL DATO

A Estocolmo en agosto

El estudio de los investigadores japoneses será presentado en la 18 edición de Interspeech, la conferencia anual de la Asociación Internacional de Comunicación Oral, que tendrá lugar en Estocolmo en agosto.