NVI NOTICIAS

A una semana de la Gueleguetza, el problema por la falta de recolección de basura ha rebasado a las autoridades estatales y municipales, y ha aumentado la crisis en las calles del Centro Histórico.

Y es que el servicio aún trabaja a medias tras el bloqueo que los vecinos de la agencia Vicente Guerrero, en Zaachila, mantienen en la carretera 175, en inmediaciones de la “Y” y en el tiradero municipal, lo cual impide que los camiones recolectores puedan depositar los desechos.

Este lunes, a siete días del desalojo de la 14 de Junio, los comerciantes del Centro Histórico iniciaron un protesta para exigir solución al conflicto que los mantiene, literal, entre la basura, por lo que cerraron las calles de Aldama y JP García.

“Ya no aguantamos el olor, es un foco de infección para todos, más para los que venden comida”, señaló una de los afectados.

Los vendedores se dijeron hartos de la situación, pues apesar de que se embolsa la basura, la fauna las vuelve a destruir.

Si para Guelaguetza el problema no está resuelto, los mercaderes amagaron que aumentarán sus protestas pues sus ventas son afectadas por la mala imagen que generan los desechos.

Son 800 toneladas de basura que se generan diariamente, mil en días de mercado, y más de mil 700 en la Guelaguetza; sin embargo, sólo se recoge el 50 por ciento, pues el módulo de transferencia improvisado ya llegó al límite de su capacidad.

Ayer, el gobernador Alejandro Murat encabezó un “Tequio por Oaxaca”, en que participaron funcionarios públicos y parte de la sociedad en general, lo cual, criticaron en redes sociales, sólo generó más basura.