En menos de un año y a través de la movilización, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha ganado terreno y conseguido avanzar en la atención a sus demandas, lo que valió la cárcel a la dirigencia magiserial previa que encabezó Rubén Núñez Ginez.

Pese a que han surgido críticas y señalamientos al actual Comité Ejecutivo Seccional que dirige Eloy López Hernández, desde que inició el acercamiento con la actual administración de gobierno han logrado concretar un acuerdo para trazar la injerencia de la Sección 22 en decisiones del IEEPO, la llamada “bilateralidad”; aunque las autoridades niegan que se trate de regresar al magisterio oaxaqueño el control del organismo rector de la edcación.

Además, aterrizaron la regularización de 3 mil 699 trabajadores de la educación y, en la minuta de acuerdos la conformación de una Comisión para atender las incidencias laborales en los 13 niveles educativos, lo cual se ha arrastrado desde el 2015.

La cúpula sindical obtuvo la toma de nota, el descongelamiento de las cuentas sindicales y apertura de nuevas cuentas a nombre de la gremial para administrar los casi 12 millones de pesos de cuotas sindicales inactivas desde hace dos años.

Las demandas sin solución son: la abrogación de la Reforma Educativa, la liberación de presos políticas, Justicia por Nochixtlán, fuera del ámbito estatal.

Ganan espacios en el IEEPO

La minuta de acuerdos que signaron el pasado 10 de noviembre con el gobierno del estado y dada a conocer por el sindicato, pone de manifestó espacios cedidos en los 13 niveles educativos, luego del desconocimiento que hizo la Sección 22 de los funcionarios del IEEPO.

En el documento refiere que el sindicato designará a los encargados de los niveles educativos: Educación Preescolar, Educación Primaria, Educación Indígena, Educación Física, Educación Especial, Niveles Especiales, Niveles Especiales Normales y Universidad Pedagógica Nacional, Personal Administrativo y de Apoyo a la Educación, Homologados, Educación Inicial, Secundarias, Administraciones y Pagos.

El manejo del Instituto se arrebató a la gremial el 21 de julio del 2015, cuando el ex gobernador Gabino Cué firmó un acuerdo con la SEP para la reestructuración del organismo educativo estatal.

El acuerdo tenía como objetivo recuperar la rectoría educativa que estaba en manos de la sección adherida a la CNTE desde hace más de 30 años.

Niega gobierno regresar control del IEEPO, pero omite acuerdos

Por su parte el gobierno estatal reconoció que sí hay una ruta para la bilateralidad, entendida como coordinación con el sindicato en beneficio de la educación, pero no para regresarles espacios y mucho menos el control del Instituto.

El gobernador Alejandro Murat sostuvo que se acordó conformar una comisión para atender todos los asuntos relacionados con incidencias, pero no significa que se hayan cedido espacios como lo asegura la Sección 22 del SNTE.

Por el contrario, dijo, se avanza en el diálogo y en las reuniones para seguir atendiendo, “la bilateralidad tiene muchas definiciones”, advirtió.

El gobernador remató: “No hay más, los que quieran armar otra historia se equivocan”, aclaró.

No obstante, respecto a los avances en la mesa de diálogo, las autoridades se han reservado los acuerdos y han permitido que el sindicato proporcione toda la información al respecto.

El documento está integrado por 12 puntos presuntamente signado el pasado 10 de diciembre entre la Comisión Política del magisterio y el director de Servicios Jurídicos del IEEPO en representación del gobernador, Ricardo Dorantes Morfeo.