Fuente: Nvi Noticias

“Y ahí me dijo ‘aquí a mí no me vienes con chingaderas, aquí tú me vas a obedecer, ¿me escuchaste?’ y fue cuando me dio el primer azotón contra la pared y yo puse la mano en la cabeza porque me dolió el golpe, pero cuando vio que me quité la mano me volvió a azotar […] y el director dijo que no le gustaba pegarnos pero que éramos como animales y no entendíamos explicación”. “Y me jalaba de las orejas […] se volteó y me jaló de las orejas llevándome al lado de un salón”.

Aquellos hechos cometidos por el director Rodrigo Hernández Gutiérrez en contra de un estudiante, ocurrieron el 2 de mayo de 2013 en el Centro de Integración Social (CIS) número 3 de San Pablo Guelatao “Benito Juárez”. El testimonio quedó plasmados en la queja DDHPO/751/(08)/OAX/2013. interpuesta ante la Defensoría de los Derecho Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

El expediente es uno de cuatro abiertos por la defensoría, que están relacionados con la situación de abuso y maltrato físico y psicológico en albergues de Oaxaca. Ésta derivó en la recomendación 05/2016, que a pesar de haber sido aceptada, no ha sido cumplida en su totalidad.

En la recomendación se leen otros dos testimonios diferentes que abundan sobre los constantes maltratos físicos, psicológicos y hasta abuso sexual cometidos por el director en contra de niñas, niños y adolescentes, entre éstos, cinturonazos o puñetazos.

“También quería que nos bajáramos los pantalones, pero le dijimos que nos pegara el doble pero que no nos bajábamos los pantalones porque somos niñas y él entonces nos pegó de cinturonazos”, describió la estudiante identificada como A2

Y agregó: “Entonces él se molestó y me dijo condenada chamaca y me pegó con el puño en la rodilla dejándome un moretón y también le pegó a las otras dos niñas que estaban conmigo porque también las quiso tocar”.

Recomendación
Fecha de emisión: 2016-05-07
Autoridad responsable: IEEPO.
Agraviados: Niñas y niños del Centro de Integración Social Número 3 de San Pablo Guelatao.
Expediente: DDHPO/751/(08)/OAX/2013.
Motivo de la queja: Violaciones a los derechos humanos a la niñez, a la integridad y seguridad personal, y a la educación.

Abuso sexual

Además de los abusos físicos y psicológicos, otro cometido en el albergue en contra de niñas y adolescentes es de tipo sexual. El expediente de la DDHPO, así lo detalla:

“Presenciar imposición de caricias inadecuadas. “a una niña de nombre A4 la empezó a abrazar, pero ella le dijo que la dejara y el director le dijo que cómo con él no se dejaba, pero con sus novios sí”. Realizar tocamientos de tipo sexual. “Estaba sentada con A5 y A4 en el patio de matrícula llegó el director y me dijo ‘verdad que tú ya te portas bien A2 y me acarició con su mano, y la quiso meter en mi blusa”.

La queja fue iniciada por la madre del niño que fue golpeado contra la pared. De acuerdo a lo referido en el documento, otras madres no denunciaban por temor a represalias.